Día 21

Pensando en nuestra vuelta


Ya estamos con la cuenta atrás, y es que en 2 días estaremos volando de regreso a España.

Hace ya mas de una semana que tengo una gripe tremenda y como no paro de toser y me he quedado casi afónica me he visto obligada a tomar antibióticos ya que los cambios de temperatura que ha habido y la polución de la calle no me están ayudando nada. Lo simpático de todo es que tú ya estas acostumbrada a oírme toser a todas horas y ahora te ha dado por imitarme. Nos parece increíble lo que has cambiado en tan solo 10 días. Al principio con tu timidez inicial vimos a una niña asustada, sensible y muy delicada. Ahora ya no eres tímida con nosotros y te dedicas a hablarnos con tus sonidos especiales y a coger todas las cosas que están a tu alcance. Cada día que pasa somos conscientes de todo lo que estas aprendiendo y nos da la sensación de que llevamos juntos desde que naciste.

Por la tarde nos informan que parece ser que la embajada debería haberse quedado con los 2 formularios que rellenamos para tu visado, ya que nos entrego uno de ellos y todos pensamos que seria como un reguardo que nos serviría para recoger finalmente tu pasaporte el Miércoles.

Algunas familias somos conscientes de que ya no hay tiempo para modificar nuestro billete flexible si nos vemos obligados a ello porque no estén los visados pues los cambios están permitidos con un sobre coste de 150 €/billete pero siempre que medie un pre-aviso de 1 ó 2 días de antelación. Cruzaremos los dedos para que no haya ningún contratiempo sobrevenido por un error de la Embajada o por la gestión de ir al limite por parte de nuestra Ecai.

Hoy hemos quedado en el Hotel con el presidente de HSCV, la organización sobre la que escribí el otro día, y hacerle llegar unos regalos que hemos comprado para una de las familias que visitamos la semana pasada y he de decir que ha sido un placer para nosotros charlar con él y lo que nos ha relatado sobre los proyectos de ayuda a familias necesitadas, de cómo se enamoro de este país y de su gente, y de un tema que sin saberlo hasta hoy nos era común, y que no es otro que el de la adopción pues el tiene 3 hijos adoptados aunque ninguno procede de Vietnam.

Aparte de su experiencia personal es buen conocedor del proceso de adopción en Vietnam pues trabaja estrechamente con 5 orfanatos de los alrededores de Hanoi y en una ocasión estuvo analizando la posibilidad de trabajar como agencia acreditada americana pero finalmente no se decidió al conocer los requerimientos exigidos por el país.

De toda la conversación mantenida nos quedamos con tres cosas que nos dijo:
1.- Los niños en los orfanatos están mejor atendidos que con las familias cuando éstas no tiene recursos suficientes para mantenerlos. Los padres saben que allí van a tener alimento y escuela gratuita hasta los 18 años. No hay que olvidar que no todos los orfanatos cumplen las mínimas condiciones para albergar y mantener a los niños y que no todos los niños entran en el circuito de la adopción.
2.- Cuando se viene a Vietnam hay que conocer las dos caras del país: no sólo la turística en la que todo se mueve gracias al dinero sino la realidad de millones de familias campesinas que viven como viven.
3.- En la mayoría de los procesos de adopción internacional es obligado tramitar con agencias privadas sin olvidar que éstas deben prestar el servicio por el que se les paga.

Una vez que regresemos a España colgaré en el foro información sobre casos particulares o expedientes de familias necesitadas y que están seleccionados por HSCV en sus programas de distribución de arroz, escolarización, donación de una bicicleta para ir a la escuela o ayuda para intervenciones quirúrgicas.

1 Response to "Día 21"

  1. Ana Says:

    Hola:
    Espero que el viaje de vuelta sea relajado, que la niña esté tranquilita. Supongo que será muy distinto al viaje de ida, con Emma ya en vuestros brazos, debeis estar locos de alegría.
    Estoy muy interesada en echar una mano a esas familias tan necesitadas de Vietnam ¿podrías darnos más información sobre HSCV?
    Ya me imagino que no tendrás tiempo para mucho, pero te lo agradecería un montón.
    Besotes
    Ana

Publicar un comentario