DÍA 7

De paseo por Hanoi

Hoy hemos aprovechado el día para pasear por los barrios de Hanoi. Después de desayunar estuvimos por el Barrio Francés donde se encuentran los mejores Hoteles de Hanoi, tales como el Sofitel Metropole. En este barrio conviven las tiendas tradicionales con otras de marcas conocidas que se pueden encontrar en cualquier ciudad.

Para comer hemos decidido descansar por un día de la comida vietnamita y hemos ido a un restaurante italiano en el que hemos comido estupendamente. Se llama Mediterráneo y está en la C/ Nha Tho al lado de un restaurante de tapas español llamado Salsa. Casualmente hemos encontrado a dos parejas francesas que acaban de adoptar 2 niños. Las parejas españolas aprovechamos para preguntarles cuanto tiempo llevaban con los niños y cómo llevaban la adaptación.  El proceso de adopción en Francia difiere bastante del de España y la verdad que nos parecía increíble ver a los niños tan adaptados a estar en la calle, en un entorno tan diferente desde hacía tan sólo 7 días. Una cosa que nos llamó la atención es que nos dijeron que les encanta mirar al techo, ya que es la manera que tienen los niños de entretenerse en el orfanato.

Por la tarde habíamos programado ir al Teatro de marionetas de agua y al templo de Ngoc Son pero nos avisaron repentinamente de que había un cambio de planes de última hora. En principio estaba previsto que un día de esta semana, previsiblemente el Miércoles, tuviéramos a la vez la entrevista en el Ministerio de Justicia y la ceremonia de entrega, pero nos comunicaron que mañana a las 5 de la mañana salimos nuevamente para Lang Son para tener las entrevistas a las 9:00 a.m. con la Directora del Ministerio de Justicia. Serán por tanto tres viajes los que realizaremos a Lang Son, y no dos como habían realizado los grupos anteriores.

En próximas entradas pondré un apartado de datos de interés: direcciones, cosas que hemos comprado antes de tener a nuestra hija. Aquí se puede comprar de todo por lo que os recomendamos no venir muy cargados ya que no merece la pena.

Me despido que mañana nos espera nuevamente un largo viaje.


4 Response to "DÍA 7"

  1. Maribel Says:

    No puedo evitar emocionarme leyendo vuestros primeros encuentros con vuestra hija. Muchas gracias por recordar, en estos momentos de emociones tan intensas, lo importante que son vuestras palabras para los que esperamos poder vivir la misma experiencia.
    Espero que no olvidemos como nos sentimos para poder hacer lo mismo cuando llegue nuestro momento.
    Disfrutad cada instante que tantas veces recordareis.

  2. Pep Says:

    Nos alegramos que todo vaya bien, nos encanta vuestro relato y en un futuro nos va a servir muchisimo toda vuestra experencia.Gracias por contarla, Desde Asturias con cariño.
    Un fuerte abrazo.

    Eva y José Luis

  3. Carlos Says:

    Hola Camino ;-):

    Me ha parecido muy interesante todo lo que cuentas al respecto de lo que está siendo tu experiencia en Hanoi. La verdad es que es un "mundo" apasionante, lleno de curiosidades en cada vuelta de la esquina. Pero me parece que has olvidado comentar aspectos tan significativos, sobretodo de ciertos "parajes" de la región, como la "fauna" del mismo.
    Solo algunos de nosotros han podido disfrutar de la visión de tres de éstos especímenes. Destacan sobre los que estas personas hayan podido ver en toda su vida, por su tamaño y rapidez.. podríamos decir que son "prácticamente únicos".
    Sin duda, Camino, como hizo en su día con la recepcionista del Hotel, podrá explicaros, aunque sea "con gestos", aquella especial experienca. Posiblemente una de las más "intensas" de las vividas en este estupendo país...
    Camino... no te guardes una de las "más intensas" de tus experiencias, COMPARTELO!!

  4. Altea Says:

    La "fauna" a la que refiere Carlos son unas cucarachas como ratones, que como dice mi marido podrían servir de ratón de ordenador por su tamaño y forma y con las antenas que tienen debe ser posible conectarlas por bluetooth. No es preocupante, no hay que correr, que ya corren ellas bien para esconderse. Encontré una en la habitación y tras una conversación muy seria, según consejo de Noemí, no volvió a salir de su escondite. Lo mejor es explicarlo a la recepcinista, que se queda asombrada porque no entiende como nos asustamos de semejante bichejo. Venir mentalizados de cosas de este tipo, son a otra escala, pero igual de inofensivas que en España. Después de 7 días de convivencia con la cuqui nos llevamos estupendamente.

Publicar un comentario